Al terminar los estudios de ESO o Bachiller quieres continuar formándote, seguramente escucharás numerosos consejos en tu entorno sobre qué estudios te conviene elegir, qué es lo mejor, qué es más fácil o qué tiene más salidas. Por una vez ¿qué te parece si nos fijamos en lo que NO hay que hacer? Te proponemos lo que debes evitar si no quieres estudiar algo para luego descubrir que no es lo tuyo.

1. No informarse

La información es poder, por lo que no informarse y decidir sin conocer es comprar muchas papeletas para tener premio en la lotería de equivocarse. Vale, tienes claro que quieres seguir estudiando, pero ¿sabes las opciones que hay?, ¿o en tu colegio solo hablan de selectividad y universidad? Lo primero es informarse de las opciones de estudio (grado medio, superior, universitario) y ver qué se ajusta mejor a tus intereses y gustos. Lo segundo es conocer las titulaciones dentro de lo que te gusta, tus intereses y prioridades, seguro que hay grados que ni sabes que existen. Conocer en profundidad, no solo el nombre del grado, también los módulos, los tipos de trabajo a los que se puede optar, etc.

Informarse requiere un esfuerzo, pero la información sobre estudios está al alcance de la mano: charlas con la persona orientadora en el lugar de estudio, puertas abiertas en las universidades, páginas web,… ¡No hay excusa!

2. Priorizar el estatus y el prestigio

A la hora de elegir, cada persona tiene sus prioridades y hay quien prioriza el estatus y el prestigio que se asocia a algunas profesiones, incluso a algunos estudios. A veces la expectativa que tiene la familia en que “llegues lejos” genera presión o prevalece el criterio de obtener un mayor estatus a nivel social. Pero piénsalo y valora si merece la pena, eres tú quien se va a pasar la vida trabajando en algo que no te gusta por un mero reconocimiento social.

Tradicionalmente se le ha otorgado más prestigio a ir a la universidad frente a la formación profesional, sin embargo no conviene descartar esa opción con ligereza.

3. Ir a lo fácil y pensar en el final sin haber empezado

Llegar a obtener un título cuesta esfuerzo, pero se ve recompensado con creces si estudias algo que te gusta y terminas trabajando en un puesto que te enriquece. Elegir los estudios simplemente por su escasa duración o porque tiene la nota de corte más baja o porque tiene fama de ser fácil no te va a proporcionar satisfacción ni va a motivar tu asistencia a clase, y en la cafetería no se aprende gran cosa.

Ir a lo fácil también es elegir una formación porque tiene muchas salidas laborales; tener un trabajo preocupa y mucho, pero nadie te lo va a asegurar y trabajarías en algo que quizá no encaje contigo.

4. Sucumbir a las modas

Hay grados universitarios, másteres o modalidades de estudios que se ponen de moda en un momento y empieza a aumentar el alumnado que quiere cursarlo. Seguro que te viene a la cabeza alguna que otra. Recuerda, una cosa es estudiar diseño de moda y otra es estudiar algo porque está de moda. Hay una prueba que no suele fallar: leer con atención las asignaturas que se imparten en cada curso, esto da una idea muy precisa de los contenidos académicos.

5. Quedarte con lo más cercano

Aunque pueda parecer que hoy en día la juventud es trotamundos, que su deseo es viajar, estudiar fuera de casa, aprender idiomas en el extranjero…, no siempre es así. Hay personas a las que no les atrae esa idea y por eso a la hora de elegir qué estudiar priorizan poder hacerlo cerca de casa. No te dejes llevar por la comodidad, si lo que quieres estudiar está lejos de tu casa, seguro que ese esfuerzo merece mucho la pena.

También puede ser una cuestión económica, ya que si estudias fuera de casa, a los gastos de los estudios se suman los de alojamiento y transporte, pero no te cierres la puerta tan rápido, puede que haya becas o ayudas, ¡infórmate antes!

 

No hay duda que elegir qué estudiar es una decisión difícil que puede determinar tu vida, así  que tómate tu tiempo y piensa en ti. Y si en algún momento te das cuenta de que no ha sido un acierto, no se acaba el mundo, siempre hay tiempo de cambiar de estudios.

Si necesitas más orientación en tu elección puedes, ponerte en contacto el servicio de orientación y asesoramiento de GazteBizHitza.

Ikasketak, Lana zein Etxebizitzaren inguruko zalantzak argitzeko GazteBizHitza Euskadiko gazteentzako orientazio eta aholkularitza doako on-line zerbitzua da. Zuk aukeratu whatsappez, telefonoz zein emailez bota zure galdera