Hay quienes piensan que para ir a la Universidad hay que tener 18 años, pero ¡no es así!

Si una persona tiene ganas y entusiasmo debe intentarlo, no importa la edad que tenga; este nuevo aprendizaje le hará sentirse realizada y le capacitará.

Las cifras de quienes habiendo cumplido 25 años deciden comenzar la etapa universitaria están aumentando. Y esto sucede por diversas razones: porque dejaron sus estudios inacabados, porque no tuvieron oportunidad de comenzarlos y quieren cumplir este sueño, porque aumentarán sus posibilidades de encontrar un mejor trabajo, etc. Para estas personas el esfuerzo es grande, quizás deban compaginar el estudio con el trabajo y con su vida familiar. Sin embargo la motivación es, en muchas ocasiones, superior al alumnado joven.

Naturalmente no basta con tener una determinada edad, no poseer la titulación académica exigida requiere superar una prueba. Las Universidades realizan las pruebas de acceso y las ofrecen anualmente.

La Universidad del País Vasco establece el plazo de inscripción del 5 al 9 de febrero. También has de saber que la prueba de acceso consta de dos fases: una común que incluye ejercicios lingüísticos y de idiomas; y una específica acorde a la opción formativa elegida.

Quienes encuentren dificultad en superar las pruebas de acceso de forma libre pueden tener en cuenta que la UNED ofrece cursos formativos.

Si estás en esta situación, ¡enhorabuena!, no habrá de importarte estar entre los/as mayores de la clase, incluso aventajar en edad a quien imparte la materia, lo importante es crecer personalmente y esto… no tiene edad.

Para aclarar dudas sobre Estudios, Vivienda y Trabajo GazteBizHitza es el servicio gratuito de orientación y asesoramiento online para jóvenes de Euskadi. Por Whatsapp, email o teléfono ponte en contacto y te ayudaremos