El mundo digital ha modificado el  modo de relacionarse, de aprender, de viajar… y también ha aportado nuevas formas de búsqueda de empleo.

Cada persona es responsable de su desarrollo laboral y de generar una buena “marca personal”, de cara a las empresas que van a buscar demandantes de empleo a través de las redes sociales. Por tanto, las redes constituyen una herramienta valiosa para darse a conocer: gustos, habilidades, etc., pero, ¡cuidado!, también implica un cierto riesgo: una foto inapropiada en Facebook o un tweet fuera de lugar puede eliminarte de una selección.

Cabe esperar que, cuando se llega a una entrevista de trabajo, la persona responsable de la selección ha “googleado” sobre la persona candidata, incluso ha contactado por Linkedin, y ha observado la participación en redes sociales.

Si este es tu caso y generas contenidos positivos en las diferentes plataformas, tu curriculum digital habrá forjado una idea más precisa de tu persona, dándote ventaja respecto a otras candidaturas y te habrá hecho ganar puntos.

Las redes sociales más destacadas para la búsqueda de empleo son:

  • LinkedIn es la red de contactos profesionales más potente. El primer paso de una empresa es introducir en ella palabras clave para realizar la búsqueda de la persona candidata. De ahí la importancia de que tu perfil contenga los términos adecuados.
  • Facebook posibilita que las páginas de empresas publiquen sus ofertas y reciban candidaturas para cubrir los puestos.
  • El gestor HootSuite de Twitter es también una herramienta para la gestión de perfiles sociales o de empresa, y precisa incluir el criterio de búsqueda y elegir la geolocalización.

Las redes sociales contienen muchas oportunidades de empleo que no se divulgan en otros medios… si no estás ya, ¡ponte a ello!, para hacer más amplia y eficiente tu búsqueda de empleo. Puedes tener en cuenta estas indicaciones:

  • Utilizar palabras clave relacionadas con tu formación, ocupación y ubicación geográfica para configurar un buen perfil.
  • Participar en grupos de redes profesionales.
  • Divulgar la búsqueda de empleo, hacer saber a tus “amigos/seguidores” de tu inquietud laboral ya que proporcionarles esta información puede beneficiarte.
  • Intervenir en las redes sociales de la empresa que te interesa, mostrando interés e informándote de sus actividades.
  • No intentar ser alguien que no eres, publica información verdadera.

No obstante, recuerda que las redes sociales no son el único medio para descubrir ofertas, también los portales de empleo a través de sus apps y webs corporativas. Y, naturalmente, haciendo llegar curriculums presencialmente o por mail, y a través de la red de contactos personales. Por tanto, es importante la presencia correcta y suficiente en redes sociales para buscar trabajo pero no la única forma posible.

Para aclarar dudas sobre Estudios, Vivienda y Trabajo GazteBizHitza es el servicio gratuito de orientación y asesoramiento online para jóvenes de Euskadi. Por Whatsapp, email o teléfono ponte en contacto y te ayudaremos.