Este año el programa Erasmus+ cumple 30 años. El programa supone un punto de inflexión para muchas personas jóvenes que han participado en él. En general, muchas personas han mejorado las posibilidades de encontrar trabajo, desarrollado nuevas perspectivas sobre el desarrollo sostenible, aprendido idiomas, adquirido una idea más clara de la ciudadanía europea o descubierto una nueva ilusión por el voluntariado.

¿Pero qué es Erasmus +?

Es un programa de la Unión Europea cuyo objetivo principal es la formación y educación. Ofrece oportunidades de formación superior, formación profesional, educación primaria y secundaria, educación de adultos, juventud y deporte.  En 2014 se creó Erasmus+, que reunía en un solo programa todas las iniciativas en los ámbitos de la educación, la formación, la juventud y el deporte (Erasmus, Leonardo da Vinci, Comenius, Grundtvig, Jean Monnet, Erasmus Mundus, Alfa, Edulink, Juventud en Acción y Deporte).

Testimonio Erasmus

Iratxe Reparaz (Arbizu) es una estudiante 21 años que se trasladó a Milán el curso pasado (2015/2016) gracias al programa Erasmus +. Actualmente está cursando el último curso de publicidad en la facultad de Leioa (EHU/UPV). Hemos hablado con ella para conocer su experiencia en Italia.

¿Cómo fue tu estancia?

En Milán compartí piso con otras dos estudiantes vascas. Una estudiaba arquitectura y la otra educación física. Los alquileres son muy caros, y muchos estudiantes optan por vivir fuera de la ciudad. Aunque la beca Erasmus me ayudó con algunos gastos de manutención no da para todo. No tuve problemas para comunicarme con la gente, antes de marchar estudié un poco de italiano, que luego puse en práctica con la gente insitu.

Cuéntanos algo sobre la Universidad en la que estuviste

Estuve en Milán en la universidad Sacro Cuore. Allí los estudios se centran más en el marketing que en la publicidad. Entre otras cosas trabajé en un proyecto sobre realidad virtual junto a dos compañeros, que desafortunadamente al final no pudimos terminar. La idea era muy buena, pretendíamos mostrar a la ciudadanía lugares ocultos de Milán gracias a la realidad virtual.

Y las fiestas y el ambiente, ¿qué tal?

Hay un montón de fiestas. Ahí conocí a un montón de amigos y amigas. Gente de Noruega, Australia, Italia.. y otros lugares. Todavía mantengo la relación con algunos gracias a las redes sociales.

¿Te fueron a visitar tus familiares y amigos/as?

Si tuve muchas visitas y casi cada fin de semana hacia de guía con la gente. Yo viaje más que nada por Italia y gracias a mis amigos italianos conocí lugares muy especiales. El lago Como de Lombardía está entre mis lugares favoritos.

¿Qué es lo mejor de la experiencia Erasmus para ti?

Te da la oportunidad de conocer gente que de otra forma sería muy difícil conocer. Personalmente te llena mucho: te ayuda a abrir los ojos, romper con los esquemas y no juzgar a los demás. Ahora veo diferente a la gente que viene de fuera aquí.

¿Es recomendable la experiencia, la recomendarías?

Por supuesto. Es muy enriquecedora a nivel personal. Yo diría a la gente que piensa participar en el programa que se lo tome con tranquilidad, pero que viva cada segundo y cada minuto a tope, ya que el tiempo se pasa volando. Luego te invade una nostalgia tremenda.

Fotos: Iratxe Reparaz