El 13 de diciembre de 1989 nació el murguiarra Mikel Landa. Hoy en día, el joven de 26 años de edad, está en su séptima temporada en el más alto nivel del ciclismo profesional tras debutar en el año 2010 con el equipo continental Orbea-Oreka SDA. Después de hacer las temporadas 2011-2013 en Euskaltel-Euskadi, los siguientes años 2014 y 2015 los hizo en el Astana. En ese último año, subió al podio del Giro de Italia, lo que le permitió obtener ofertas interesantes de otros equipos. De tal modo que actualmente se encuentra en el equipo más potente del World Tour, y con un contrato hasta el 2017 con el Team Sky.

Este año, el invierno, se le volvió a complicar por segunda vez por una enfermedad llamada citomegalovirus. Su objetivo del año era ganar el Giro de Italia, pero tras un comienzo de año complicado sin poder entrenar como quería, tuvo meses de incertidumbre. Siendo constante en su trabajo y sin obcecarse con su objetivo, siguió pedaleando, y a finales de marzo, más tarde de lo esperado, comenzó su temporada en la carrera italiana Coppi-Bartali. Después, corrió el Gran Premio Miguel Induráin, y acto seguido la Vuelta al País Vasco donde comenzó a obtener la motivación y sensaciones que tanto deseaba. En la segunda etapa con final en la ermita de Garrastatxu, llega inesperadamente su primera victoria del año junto al mallot del líder de la clasificación general.

Dejando a un lado los difíciles primeros meses del año, y tras salir de la carrera de casa revivido, consigue una nueva victoria de etapa en el Giro de Trentino y la clasificación general de la misma.

Con tan sólo 15 días de competición en sus piernas, su gran objetivo estaba a la vuelta de la esquina: el Giro de Italia. Mikel se encontraba motivado, con fuerza y grandes expectativas, pero en la décima etapa, justo el día después del primer día de descanso de la carrera, tuvo que bajarse de la bici y hacer las maletas para volverse a casa debido a una gastroenteritis. Una vez superado el mal trago, tocaba replantearse los objetivos de la temporada y acudió al Criterium de Dauphine para trabajar para su compañero Chris Froome. Lograron la victoria y consecuentemente, Mikel era uno de los nueve elegidos del Team Sky para correr el Tour de Francia.

Finalmente, el Tour de Francia de 2016 se lo llevaba Chris Froome, quien agradecía la gran labor de todos los compañeros y equipo. Pero no todo han sido buenas noticias durante el Tour. El seleccionador estatal dejaba a Mikel Landa fuera del quinteto elegido para correr los Juegos Olímpicos de Rio 2016. Consecuentemente, no estará el 6 de agosto en la salida de esta gran carrera, pero no porque no se lo haya merecido. Hemos tenido la oportunidad de hablar con él y esto es lo que nos ha comentado:

logoa_blog

Blogger de GOT, Uxue Otxoa Alberdi informando sobre los Juegos Olímpicos. Esta iniciativa es fruto de la colaboración entre Gazteaukera y Basque Team