El documental `Erretenak, Y belaunaldia eta kulturgintza´ (Retenes, la generación Y y la actividad cultural), de Ander Bolibar y Kepa Matxain es un trabajo que intenta indagar en la relación de la llamada “generación Y” con la producción cultural. A lo largo de la cinta 7 jóvenes de entre 25 y 30 años exponen sus ideas sobre esta relación dejando más preguntas en el aire que respuestas. El trabajo propone una reflexión al espectador sobre el tema.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=TiHE6esWSxQ[/youtube]

`Erretenak, Y belaunaldia eta kulturgintza´ (Retenes, “la generación Y” y la actividad cultural), de dónde os vino la idea?

Ander y Kepa: Desde hace tiempo teníamos la idea en mente. En HUHEZI hay un posgrado “Euskal Kulturaren Transmisioa” (Tansmisión de la Cultura Vasca)  en el que Kepa ha estado trabajando como becario durante dos años. Ander también ha estado cerca de este posgrado. Los dos estudiamos el grado de Comunicación Audiovisual y como proyecto fin de carrera queríamos desarrollar una idea que nos gustara. Nos dimos cuenta de que sabíamos cuales eran las opiniones sobre la producción cultural vasca de otras generaciones pero que desconocíamos las opiniones de nuestros coetáneos. Teníamos la intuición de que la “generación Y” ha tenido una realidad diferente a la anterior, y que esto ha influido en la forma de entender la producción cultural.

En un trabajo como este, ¿cuál ha sido vuestro mayor reto?

La elección, al elegir a siete personas hemos dejado de lado a otras muchas, y el trabajo de síntesis. El documental ha adquirido forma de collage, en vez de expresar nuestro discurso los siete retenes son los portavoces de distintas opiniones y conclusiones. Creemos que de esta forma el documental puede servir como punto de partida para crear debate.

¿Cómo creadores, os sentís retenes?

Los dos somos coetáneos. Se dicen muchas cosas sobre las personas jóvenes pero muy pocas veces las decimos los propios jóvenes.

Bertsolaris, críticos/as de música, poetas, bloggers, traductores/as… ¿la generación de los 90 es una generación fértil?

Bueno, tal vez todavía es pronto para saber las dimensiones de la cosecha. Pero lo cierto es que podemos desmentir por completo los tópicos que han imperados sobre nuestra generación (que hemos vivido a la sopa boba, que somos irresponsables…). Hablando de tópicos es paradójico decir que estas características son una farsa, y que se han convertido en tópicos que hasta un spot del Baco Santander ha utilizado como mensaje. Otro ejemplo de cómo el “stablishment” se apropia de lo subversivo para su beneficio.

¿Dentro de la llamada generación Y,  hay una generación vasca?

No hay una conciencia de generación en general, y por tanto, tampoco de generación vasca. Todas las personas entrevistadas señalan que entre sus amistades comparten intereses, formas de pensar y preocupaciones muy diversas.

La crítica es necesaria para progresar, ¿pero los creadores/as vascos/as viven en la autocomplacencia o asumen positivamente la crítica?

Por lo que hemos oído nosotros, durante mucho tiempo se ha dicho que en la cultura vasca falta una crítica seria. La condición de ser pequeños y de conocernos entre nosotros/as ha condicionado esta crítica. Pero hoy en día esta tendencia está cambiando, cada vez se hacen más críticas musicales y literarias de calidad … pero cómo se lo toman los/as creadores/as, eso es otra cosa, habrá de todo.

Al hilo de la crítica vemos pocas mujeres creadoras y unas disciplinas de creación concretas, ¿por qué? ¿tenéis en mente una segunda parte con nuevos/as protagonistas?

Es cierto, el documental solo enseña una pequeña muestra de la generación Y, y somos conscientes de que hubiera sido más rico  mostrar una mayor porción. Tocamos las puertas de más disciplinas, pero al ser un trabajo de fin de grado el periodo de entrega nos condicionó. Seguimos adelante con las personas que nos confirmaron su participación. Es evidente que aparecen muchas menos mujeres. Nuestra intención era que aparecieran más mujeres pero al final solo salen dos. Somos conscientes de que a la hora de hacer un retrato hemos dejado fuera una parte muy importante y nos hacemos autocrítica por ello.

Para terminar, el documental se ha expandido como la pólvora en internet nada más publicarlo. ¿Cómo pensáis hacer de aquí en adelante la difusión?

Ha tenido una muy buena aceptación hasta ahora.  A través de las redes sociales se ha movido mucho y en pocas horas ha tenido más de 1000 visitas… parece que el tema interesa. Nos gustaría que el vídeo sirviera como punto de reflexión y debate. Pensamos que es un buen material para ello y que tanto los movimientos juveniles,  espacios educativos  y culturales pueden aprovecharlo positivamente.