[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=W1hOysFdPdo[/youtube]

Nada más comentar que las cámaras de las ruedas nos durarían todo el viaje… se nos han empezado a agujerear: tres pinchazos seguidos. Por si fuera poco, la tormenta que nos faltaba para que la etapa fuera del todo épica ha estallado en ese momento. Además, los repechos arriba y abajo en el bosque entre Orio y Donostia nos han hecho esforzarnos al máximo.

Ya estábamos de pleno en el tercer día de la aventura. Como cada mañana, hemos llenado las alforjas y después de desayunar en el albergue de Zarautz, hemos escuchado encantados la charla de la escaladora gasteiztarra Irati Anda. Como hizo el surfero Axi Muniain, nos ha explicado los buenos momentos y los no tan buenos de su trayectoria deportiva.

Nos ha costado, pero después de salir de los bosques solitarios hemos llegado empapados al Paseo de la Concha y a continuación al polideportivo Pío Baroja, donde nos hemos dado una buena ducha. Hemos llenado la tripa y sin tiempo para echar una siesta hemos empezado a escalar. Pared arriba, pared abajo, se nos ha ido la tarde bailando en una coreografía vertical. Otra vez más sobre las bicis, hemos llegado bendecidos al albergue de los salesianos.

Una buena cena y para complementar la mesa de redacción de esta noche de Urnieta, hemos usado nuevos elementos: además de los ordenadores y las cámaras habituales, algunos han empezado a tocar un viejo piano y todos nos hemos animado a cantar: “Adixkide bat bazen…”.

Argazkiak