Hemos dejado atrás el campo de trabajo de Bergara para conocer el grupo de Aduna y la labor que ellos hacen. Dejando de la lado el trabajo social, que realizan los jóvenes en la residencia Mizpirualde de Bergara, hoy hemos conocido el trabajo de campo de Aduna. Aduna es un pequeño pueblo de Tolosaldea y allí se encuentra una veintena de jóvenes limpiando y restaurando las trincheras de la Guerra Civil. (Ver galería de fotos). Este es el segundo campo de trabajo relacionado con la memoria histórica. Ya que, al principio de nuestro viaje conocimos la labor que realizaban en el campo de trabajo de  Lemona y era similar.

En la época de la Guerra Civil en el monte Belkoain de Aduna se encontraban las trincheras de los republicanos, con el fin de defenderse de las tropas franquistas. Los jóvenes voluntarios trabajan limpiando dichas trincheras. Aproximadamente llevan diez días trabajando en ello, y hoy por primera vez han encontrado restos materiales en el espacio de trabajo. Han hallado alrededor de cuarenta casquillos de bala. Se ve que los jóvenes están contentos llevando acabo su labor, y el hecho de encontrar objetos los motiva aún más.

Los jóvenes que forman el grupo de Aduna provienen de diferentes puntos de la geografía española. Muchos han venido atraídos por las labores de arqueología y el tema de la Guerra Civil, eso se nota a la hora de trabajar. Ahora, trabajan limpiando una tercera trinchera. En las dos anteriores no encontraron ningun material con lo que decidieron empezar sus labores en un nuevo espacio. A la hora de trabajar, el grupo de jóvenes es guiado por unos expertos de la Fundación Aranzadi.

Texto de Ander Bolibar y Ane Elordi para la iniciativa Auzokontalariak