Sonia y Luis son dos jóvenes voluntarios que participan en el campo de trabajo de Bergara. Sonia viene de Alicante, tiene 26 años y está muy contenta en Bergara, dice que la hospitalidad que han recibido ha sido muy buena. Luis es sevillano, apenas tiene 18 años pero se le ve muy entregado en su labor del día a día en la residencia Mizpirualde. Los dos están muy contentos de haber elegido el campo de trabajo de Bergara y afirman haber aprendido mucho estos días. Hemos hablado con ellos sobre las diferentes actividades de tiempo libre que han hecho y sobre el conocimiento de la cultura vasca.

– ¿Como trascurrió el taller de danzas vascas?

Sonia: Muy bien, las chicas que vinieron a enseñarnos empezaron de lo más fácil a lo más difícil, y aunque nos costó empezar, nos gustó mucho (Ver galeria de fotos). El ritmo cambiaba de una canción a otra y nos pareció bastante interesante.

Luis: Aprendimos tres bailes típicos del País Vasco. Fue una actividad muy interesante porque fue distinto a lo que habíamos hecho hasta entonces. Aprendimos lo básico, pero me gusto ya que no los conocía.

– Al elegir el campo de trabajo de Bergara, ¿os atrajo la cultura vasca como algo nuevo por aprender?

Sonia: Elegí el campo de trabajo por el tema. Buscaba un tema social, mi primera opción no estaba disponible y entre los que quedaban libres decidí el destino, que estuviera lejos de casa. Siendo de Alicante, no conocía el norte y me decante por ello porque no conocía su cultura y me atraían los paisajes.

Luis: No conocía ni la cultura vasca ni el País Vasco y la verdad es que tenía muchas ganas de conocerlo. De momento me está gustando mucho.

– ¿Creéis que conociendo más a fondo las tradiciones vascas la labor en la residencia sería más fácil?

Sonia: En mi opinión si es necesario conocer la cultura vasca para tratar con los residentes. Porque son los que mejor la conocen y para tratar con ellos es necesaria esa cercanía. Por eso intentamos cantar canciones en euskera con ellos, y así ellos nos enseñan, eso les encanta.

Luis: Si es verdad que si conociéramos más sería más fácil, sacaríamos más temas de conversación y sabría qué es lo que más les interesa. Pero todos ponemos mucho interés de nuestra parte y las actividades salen bien.

– ¿Las actividades que realizáis en el campo de trabajo en vuestro tiempo libre facilitan el conocimiento de la cultura vasca?

Sonia: Las actividades del tiempo libre nos facilitan mucho el aprendizaje tanto social, como de la cultura, como histórico. Es muy interesante. Por ejemplo la música que nos ponen por la mañana suele ser en euskera y hay una canción que me gustó mucho, me recordaba a una canción típica valenciana.

Luis: Si, hemos conocido muchas cosas. Hemos visitado diferentes pueblos, hemos ido a Zumaia por ejemplo, y de allí fue de donde salió el barco de Juan Sebastián Elcano. Hemos probado bebidas típicas como el txakoli. También se nota que de parte de los monitores hay interés de enseñarnos las cosas típicas de aquí.

– ¿En estos días que llevas aquí habéis aprendido algo en euskera?

Sonia: Si, las palabras básicas como eskerrik asko, mesedez, kaixo y agur. También hemos aprendido a decir “Barkatu, ez dakit euskaraz”.

Luis: Si, hemos aprendido cuatro o cinco palabritas, como kaixo y agur, lo típico. Pero sí que hemos aprendido muchas cosas, porque cuando vas de vacaciones conoces los sitios turísticos solo y nosotros estamos conociendo mucho más.

Texto de Ane Elordi y Ander Bolibar para la iniciativa Auzokontalariak