Después de nuestro último día en París que aprovechamos para visitar la catedral de Notre Dame y el barrio latino entre otros, hoy hemos llegado a Praga; corazón de la República Checa. Para no variar la tónica del viaje, el trayecto no ha estado exento de peripecias, pues hemos tenido que coger cuatro trenes y un autobús para llegar a nuestro destino.

Después de levantarnos a las 5 de la mañana y dejar atrás nuestro albergue de París, nos dirigimos a la estación del Este (Gare De L’est) para coger el tren dirección Estrasburgo, a este le siguieron los de Offenburg, Frankfurt, Nuremberg y finalmente un autobús hasta la capital Checa. En total contando las paradas y cambios de anden el viaje a durado unas 12 horas aproximadamente… una buena paliza.

Ya estamos instalados en nuestro flamante apartamento de Praga, ¡con tres baños y doce camas! Ahora toca comer caliente por primera vez en cuatro días y después iremos a descubrir que nos ofrece la noche Checa. Tenemos tres días más por delante antes de proseguir con nuestro viaje, ¡así que seguid atentos al blog si queréis conocer Praga!

No os quedéis sin ver las últimas fotos de París en nuestro Flickr.