Ayer día 8 de Julio comenzó nuestro viaje de interrail. Finalmente seremos 7 los componentes del grupo, debido a una baja de ultima hora.

Tras la rueda de prensa de la mañana en el albergue de Ulia (muy bien acondicionado por cierto), nos dirigimos a Hendaya para tomar el TGV de la 14:00 dirección París. Después de un trasbordo en Burdeos proseguimos hasta París. Llegamos a la estación de Montpellier a las 8:20 y de allí cambiamos de estación (Gare De L’est) para tomar nuestro tren a Berlin. Aquí es donde el plan empieza a fallar…

En la taquilla de los billetes el “amable” taquillero nos informa de que no hay trenes ni hoy (por ayer) ni mañana (por hoy), así que tras saber que la estación de tren cerraba a la 1 de la mañana y no pudiendo dormir allí, decidimos salir a la caza de un hostal/hotel. Tras consultar en más de 10 hoteles de diversa índole y calidad. Habiendo sopesado la idea de dormir en un parque y cerca ya de las 12 de la noche (cansados y sudados a más no poder) encontramos habitación en un hotel cerca de Moulin Rouge; a un precio prohibitivo eso si. Finalmente nos alojamos allí justo antes de que comenzara la versión francesa del diluvio universal, así que visto lo visto decidimos irnos a dormir a eso de la 1.

Hoy veremos como reconducimos nuestro viaje. Podéis ver las fotos en Flickr.