ingalaterraEneritz Ibarra (25 años, Eibar) ha encontrado un proyecto de voluntariado a su medida. Estudió ciencias medioambientales y, desde el pasado mes de enero, está en Oakham (Inglaterra) trabajando en varios proyectos relacionados con el medio ambiente en las escuelas e institutos de la zona. Eneritz nos ha contado cómo fueron los primeros pasos que dio en su proyecto de voluntariado y también nos ha explicado en qué consiste su labor:

“Después de terminar los estudios en la Universidad seguí estudiando, pero sin embargo no veía el momento ni la forma de meterme de lleno en el mercado laboral. Después de estudiar Ciencias medioambientales no estaba dispuesta a empezar a trabajar en una empresa y no tenía demasiadas alternativas alrededor. Por lo tanto, empecé a buscar un proyecto de voluntariado, hasta que di con la asociación EYCI de Bilbao. Ellos me propusieron participar en Servicio de Voluntariado Europeo y, después, me ayudaron a preparar todos los papeles y a hacer los contactos necesarios, ya que este proyecto requiere la colaboración entre dos asociaciones europeas”.

Buscar recursos, conseguir subvenciones, recoger la opinión de los y las jóvenes, organizar actos para el Día del Medio Ambiente… no le falta trabajo. Por lo que se ve, parece que Eneritz no tiene tiempo para aburrirse.

“Elegí participar en un proyecto para enseñar cómo cuidar el medioambiente en las escuelas e institutos de las East Midlands de Inglaterra junto con la asociación Studentforce for Sustainability. Así, 2 ó 3 días a la semana suelo ir a diferentes escuelas e institutos y, allí, me dedicó junto con sus directores, profesores y alumnos a diseñarles diferentes proyectos medioambientales para cada centro. A veces buscando recursos para el reciclaje, otras veces recogiendo la opinión de los y las jóvenes, buscando subvenciones para las energías renovables, y un largo etcétera. El 5 de junio se celebrará el Día del Medio Ambiente y últimamente estamos organizando algunas cosas para ese día”.

Y en sus días libres tampoco desperdicia el tiempo:

“Las oficinas de la asociación Studentforce están en un pueblo pequeño llamado Oakham, y yo vivo allí junto con otras dos voluntarias, una de Barcelona y otra de Suiza. Pero la suiza se va esta semana de vuelta a su país ¡ooooo! Y dentro de poco vendrá otra nueva voluntaria al piso, en esta ocasión belga ¡iuju! Durante estos meses he conocido muchísima gente y he hecho muchos amigos. También he conocido sitios muy bonitos. En esta zona en la que estamos se pueden encontrar los típicos pueblos pequeños de Inglaterra, con casa de piedra del siglo XVIII y con iglesias y palacios con jardines preciosos. Pero también hemos conocido muchos sitios que están lejos y no tan lejos de aquí. A veces vamos con la gente de aquí y otras veces nos solemos ir los voluntarios por nuestra cuenta. ¡Son sitios encantadores y turísticos! ¡Hay de todo! ¡Y todavía lo que nos queda por conocer! Aunque ya va finalizando mi estancia de seis meses, aprovechando cada día y cada fin de semana ¡se puede hacer muchísimas cosas!”.